¿Cómo ser eco-friendly y no morir en el intento?

Para ser emprendedor hay que tener “en sangre” algunas dosis de constancia, sacrificio y motivación. Pero, para emprender específicamente en Cuba se necesita, además, pasión y valentía en cuotas exponenciales. Si a ese emprendimiento le sumas un enfoque ecológico y de reciclaje, entonces se convierte en una tarea de “mover montañas”.

El ciclo de emprender comienza cuando se identifica una necesidad sin cubrir en la sociedad y se da con una idea ingeniosa de transformar un producto o prestar un servicio. Es así que algunas personas se han percatado de la emergencia de cambiar espacios o procesos tradicionales, hacia una dimensión amigable con el medio ambiente en Cuba.

Reutilizar materiales de desecho (mayormente papel, vidrio, madera y plástico), para elaborar artículos utilitarios; producir alimentos o cosméticos sin conservantes ni productos químico-industriales; o bien fomentar desde un bar la sostenibilidad ambiental, son algunas de las iniciativas de emprendedores cubanos, en un país que tiene la actividad de reciclaje aun en ciernes y que pudiera ser una importante fuente de recursos de forma sostenible.

Incluso, negocios que no tienen la sostenibilidad al centro de su gestión, también muestran responsabilidad con el entorno donde se desarrollan. Es así, por ejemplo, que hace muy poco se movió un concurso en redes sociales bajo el hashtag #ReciclamosEnCuba, para recolectar plásticos y de ellos, hacer bancos para la ciudad, el cual movilizó a una parte considerable de la ciudadanía a sumarse a la iniciativa.

Desde Tunturuntu nos parece admirable lo que están haciendo desde el sector emprendedor, como iniciativa ciudadana en materia de cuidado y protección al medio ambiente, es por eso que te queremos presentar al menos 3 emprendimientos que apuestan por generar beneficios ecológicos.

Ciclo Ecopapel

En plena Habana Vieja, justo en Lamparilla 362, entre Villegas y Aguacate, radica una tienda eco-friendly comprometida con la comunidad, que tiene de fondo una empresa productora de papel manufacturado de forma ecológica. Su lideresa Yunairy Estrada encontró una forma de vida a través del reciclaje, sin químicos ni contaminación.

Es así que realizan y comercializan variados objetos a partir de papel reciclado: agendas, bloc de notas, bolsas de regalo, tarjetas y mucho más.

Autor: Fernando Medina

Maxi Bebé

Sin espacio físico aún, Maxi Bebé surgió como una alternativa personal para evitar los conservantes, el exceso de azúcar y los ingredientes escondidos en la comida industrial destinada a los niños y niñas, según cuenta Yanitza del Toro, su fundadora.

Con la mente puesta en el trabajo que suele ocasionar a los padres el proceso de alimentación, vino la idea de crear una tienda que atendiera esta demanda. Sin conservantes, sin colorantes, sin potenciadores de sabor, solo con frutas y vegetales seleccionados.

Los productos se envasan, además, en pomos de cristal reciclados y esterilizados.

Herbolaria

Se autodefinen como un proyecto familiar que se especializa en cosmética natural. Adquieren la mayoría de sus insumos de un vivero propio de plantas ornamentales y medicinales. Los productos están basados en cosmética verde-artesanal y no emplean elementos industriales en su elaboración.

Sus integrantes, todas mujeres, luchan por generar conciencia por un consumo sostenible y sobre de la importancia de usar productos naturales. 

Jabones enriquecidos con plantas medicinales, cremas sólidas a base de cera de abeja, aceites esenciales, mascarillas faciales elaboradas con macerado de plantas deshidratadas, velas y bombones aromáticos, aceites corporales, son algunas de las ofertas que se encuentran dentro de su catálogo.

Además  de estos emprendimientos, existe un fuerte movimiento de moda sostenible y reciclaje de ropa en el país.

En el sector emprendedor podemos encontrar desde establecimientos estrictamente decorados con materiales reciclables, como el Oasis Nelva, hasta otros como Lucerna Decoraciones que reciclan botellas desechadas en bares de la ciudad para elaborar lámparas. El emprendimiento cubano nos está dejando una lección.