Volver a las calles, al mundo real…

Por Sara Sánchez

 

sillas

En algún punto todos, absolutamente todos, hemos deseado volver a la normalidad. Esa nueva normalidad que le llaman. Que se dice llega tras todo lo que ha pasado… Hemos soñado con abrazar, con salir y ver a los amigos, irnos a una fiesta, un concierto, un festival, sentarnos en un muro y escuchar la música que era cotidiana. Sencillamente volver a las calles, al mundo real… ¿Pero qué tan real quedará el mundo luego de esta pandemia?

Los circuitos de eventos, entre ellos los de la Habana, han quedado paralizados hasta nuevo aviso… y aunque se vislumbran algunas luces que advierten el final de un túnel que ha llevado meses para cruzarlo, todavía la borrasca de la incertidumbre no deja verlo claro. Aun así el mundo parece que comienza a girar y las alternativas no se hacen esperar hasta 2021…

WhatsApp Image 2020-07-29 at 18.53.03

Algunos festivales del mundo vuelven a sus espacios, tal es el caso del GrecFestival de Barcelona, o el CruïllaXXS, en la misma ciudad española, que ya se anuncian como los primeros eventos tras el confinamiento ocasionado por el COVID-19. Algunos con medidas más oportunas que otros, pero en sentido general, todos procurando con la mayor responsabilidad echar a andar una maquinaria cultural que se ha sentido los estragos de una pandemia en su mismísima columna vertebral…

La desinfección diaria de los espacios, la disposición de los asientos con las distancias requeridas, medidas para el acceso y desalojo de los lugares, evitar las aglomeraciones o no repartir programas impresos son algunas de las precauciones que ahora toman los comités organizadores y que hace par de meses parecían ideas descabelladas… Dos metros de distancia entre las personas y el uso obligatorio de mascarillas, indudablemente, hoy cambia el sentido de las cosas, de las canciones, de la experiencia que se vive con y a través de la cultura y el arte…Pero esta nueva normalidad lo requiere, lo exige, lo grita…

WhatsApp Image 2020-07-29 at 18.56.19

Así pasará en la capital de la Mayor de las Antillas, cuando finalmente, su agitada y múltiple vida dada por presentaciones, espectáculos, eventos, conciertos, y centros culturales vuelvan a tener fecha en el calendario… De a poco otros lugares de Cuba, más al oriente de la isla, ya abren teatros y sitios con las distancias requeridas, porque allí, ha sido menor el azote de la pandemia que ha puesto al planeta en jaque.

En tanto todos seguimos añorando que pase todo, y que pase rápido… y quizás no nos abrazamos igual, o le encontramos otro sentido a la vida. Lo que sí es seguro, que aunque volvamos a la calle, el mundo real ya no será el mismo que dejamos tras cerrar las puertas de casa para permanecer seguros.