Volver a girar: la música cubana en el mundo

Por Sara Sánchez

 

A esta altura nada es seguro. La dilación en el mundo del espectáculo por la pandemia Covid-19 parece no acabar y ya la impaciencia comienza a ser preocupante. A ciencia cierta (y nunca fue más literal el recurso) no se tiene claro cuando los escenarios volverán a moverse por los bits de la música y la energía de las grandes multitudes.
Aun así, en el proceso de desescalada, que muchos países ya han asumido como normalidad, las presentaciones en directo y la apertura de auditorios, cines, teatros y espacios culturales, con un aforo limitado a un tercio de la capacidad y a un máximo de 50 personas en espacios cerrados y hasta 400 en abierto ya se está viviendo. Es el reto mayor para los organizadores de estos eventos pensar en soluciones que implican parcelas divididas, controles de temperaturas y distribución de los bares para evitar aglomeraciones. Todo esto visto desde el mundo del espectáculo, de los realizadores, de los productores, de especialistas sobre, bajo y tras los escenarios. Pero… ¿Qué sucede con los artistas?
De a poco van levantando los ánimos también, los artistas, esos que viven por y para el público que les sigue. Y aunque el recelo de la certeza aun se siente en los huesos ya algunos se aventuran a anunciar fechas para girar en el 2021. Los músicos cubanos, esos tan aclamados en el mundo del show-business también alistan motores. Europa es una plaza fuerte para el talento de la isla, y las orquestas más populares allá encuentran casa, a la primera que pueda despegar un avión comercial de la mayor de las Antillas. Que al mundo le hace falta salsa y sabor, y acá ya no saben donde ponerlo.

Ya para el verano 2021 se anuncia varios EuroTour… Habana de Primera y Alexander Abreu, Pupi y los que Son Son, Los Van Van, Alain Pérez, Isaac Delgado y Cucurucho Valdés encabezan un catálogo de giras con la productora Yslapro, según las redes sociales de esta compañía. Ciudades como Moscú, Florencia, Madrid, Roma, Sevilla, Mallorca, Ámsterdam, Copenhague o París podrían ajustarse a estas presentaciones en diferentes fechas, ya canceladas con anterioridad.
Otros de los grupos más aclamados en Cuba es Buena Fe que, aunque no es de los embajadores de la música popular cubana como algunas de las mencionadas anteriormente, su repertorio pegado a la realidad social del país le abre puertas en varios escenarios internacionales. Una gira por varias ciudades de España, ya espera los retoques y una normalidad más coherente de este lado del mundo para una vez por todas, materializarse.
Del mismo modo, el multipremiado Roberto Fonseca y su composición musical Temperamento, y también en solitario apenas logran esperar 2021 para arrancar emociones en el mundo. Francia y otros países entendidos como plaza fuerte del Jazz, así como prestigiosos Festivales del mundo ya tienen en su nómina a este peculiar músico cubano.

Así va el mundo de las presentaciones. De seguro otras muchas bandas encuentran espacio y fecha en un calendario que apura por reventar los estadios. En tanto seguro no hay nada, solo los días de espera por una nueva normalidad que parece aún, demora algo en llegar. Por suerte la música cubana, no tiene fecha de caducidad.