Luna Ki, el sabor del Caribe en sangre española.

Por Sara Sánchez

Luna es su nombre real, pero en verdad se apellida Gorriz. Nacida en Barcelona en el último año del pasado milenio, y conocida hoy como “la cantante de la Generación Z”, Luna Ki, como se hace llamar su proyecto artístico, lleva sangre cubana en las venas.
Pero no se mueve entre los estereotipos típicos de la isla caribeña. No es mulata, no lleva atuendos referentes a lo patrio, aunque impresiona sin lugar a dudas, ni defiende la salsa como propuesta musical. Pero Luna Ki no se encasilla en ningún género, más bien los defiende, híbrida y anda suelta entre ellos con total naturalidad.
Creadora de hits generacionales como “Septiembre”, “Buenos Días”, “Rivotril”, o uno de los más cercanos, “Bolita”, esta chica demuestra una capacidad increíble para reinventar sonidos, y conformar todo un espectáculo que la convierten en una de las principales estrellas digitales del momento. Quizás, sea su trabajo, un ejemplo claro para explicar en alguna medida lo que el nuevo Pop.
Con ella conversó Tunturuntu para conocer los detalles de esta artista que hoy es mucho más que un ídolo juvenil, sino el sonido de una generación atrevida y sin complejos…

Al indagar por algún ídolo musical, pues sus composiciones eclécticas denotan una mezcla fuerte de sonidos y referentes así lo dejó claro:

Sí, muchísimos: Freddie Mercury, Madonna, MJ, entre otros…

Luna Ki tiene una formación en la música clásica… ¿Cómo apoyó esto dentro de tu actual carrera artística?
Me ayudó en gran medida porque sin imaginarlo quizás, los hechos se desencadenan de un modo imprevisto a veces, y ahora estoy aquí. He aprendido el lenguaje musical en el conservatorio, pero nunca me hizo felizdel todo. Era más complejo y limitado que mi manera de entender la música. Yo la sentía… y descubrí que estaba algo así como conectada a mis sentimientos. En un mal día, hasta en el dictado más simple podía dejar los pentagramas en blanco; y en otras ocasiones mi cabeza iba sola mientras anotaba un dictado más complicado, mis manos se movían por las teclas, y yo volaba. Pero solo era a veces, y esa intermitencia en mi interior me incomodaba. Abandoné el conservatorio.
Tuve que acercarme por mi propio pie a la música. Probé y soñé hasta darme cuenta de que estaba en mi camino. Y la verdad hasta hace poco no encontraba conexiones entre lo que hice en mis años de conservatorio y lo que hago hoy…Sin embargo, desde que híbrido ambos lenguajes, el acumulado y el empírico, estoy viendo mucho más allá, en general.

Los críticos apuntan que tu música no tiene fronteras, que realmente no pueden encasillar un género para tus interpretaciones. A la hora de crear una canción, desde el principio, ¿tienes concebido cómo va a quedar? O, ¿es algo que fluye durante el proceso creativo?

Gracias primero por los elogios… Cuando estoy creando una canción muchas veces es tan natural que más que tratarse de una composición en el estudio, son cosas pequeñas de mi vida, en las que yo me inspiro y que en algún momento necesito desarrollar y entonces escribo… por ahí comienzo.  Puedo empezar una canción sin saberlo al enviar un mensaje o apuntando algo que pensé mientras andaba por la calle…

El lenguaje audiovisual de tus vídeos clip nos muestra distintos símbolos de la cultura oriental, fundamentalmente Japón. ¿Te sientes influenciada por la identidad que se ha desarrollado en torno al Anime?

Japón es un país que me encanta y que siempre me ha inspirado. He visitado ese país varias veces, específicamente a los 11 y a los 18 años… una edad donde absorbemos mucho de lo que llegamos a ser en la adultez. ¡Soy fan de las cosas pequeñitas, del orden que llevan, de la comida y de la animación que hacen!

En los videos, Luna Ki nos muestra una imagen vinculada a la adolescencia y la rebeldía juvenil por la cual, en algún momento de nuestras vidas, pasamos todos. ¿Esa que vemos ahí es Luna Kio es un personaje representado por Luna Gorriz?

Luna Ki es Luna G. Pero Luna G no es Eminem, ¿tú me entiendes? jaja… (y seguramente se río mucho más mientras contestaba esta entrevista.

Varios han sido las últimas sorpresas. Cuéntanos sobre tu nuevo lanzamiento…

Es el segundo track que trabajé con el Dj y productor musical Negro Dub en mi viaje a Argentina. Casi un año después, me alegra que por fin lo puedan escuchar. Podríamos decir que es la antítesis de “Bolita”, y también es un tema muy personal…

¿Cuánto crees que ha influido en tu música tener ascendencia cubana?

En mi persona, en mi ser y en mi espíritu está Cuba y está La Habana. Esa cosita que yo tengo en el pecho, no me la puede quitar nadie -asegura-. Es mi personalidad y lo que soy, y forma parte de lo que ahora me hace ser reconocida como Luna Ki. Eso es lindo, porque yo siento orgullo por mi país también, y les traigo ese amor. Me sale del alma…

El tema es que tienes ascendencia cubana, pero naciste en Barcelona: ¿Has indagado alguna vez en los distintos ritmos de la isla? 

Sí cómo no, en mi casa siempre se escuchó buena música y mucha, en su mayoría era cubana. He conocido a grandes artistas y soy consciente de la influencia que tuvieron sobre mi obra varios cantautores y músicos latinos. Chavela Vargas, Silvio Rodríguez, Celia Cruz, Pablo Milanés, Omara Portuondo, Bebo y Chucho Valdés… 

¿Tienes pensado desarrollar algún proyecto en Cuba o con los estilos cubanos?

No solo que lo pienso, sino que además tengo muchísimas ganas de gestar algún proyecto que vincule a Cuba. Un propósito que una a mi familia de allá con la de acá…¡me entusiasma la idea, no saben cuánto!

Y ya por último… ¿conoces la expresión cubana “Tunturuntu”? ¿qué significa para ti?

Te respondo con otra pregunta… Para mí es despedida… ¿no es curioso que un centro de encuentro de la cultura se llame “tunturuntu”? No sé si está relacionado a que muchas veces uno se va de algún sitio para encontrarse…

Así fue esta corta entrevista para conocer un poco más del quehacer de Luna Ki…Una joven de apenas 20 años que ha revolucionado el espacio digital desde la música y hoy suma entre sus seguidores en redes, al menos en Instagram más de 68 mil personas… todos pendientes de sus asombrosos estados… Una española, dice su pasaporte, pero que visiblemente le mantienen hilos invisibles y otros de alma y sangre pegada a Cuba… insistió con un último párrafo y esa manía tan de la isla de despedirse con cariño y una que otra frase que la hacen caminar, en sus adentros, esa Habana que añora…

“Asere k bolá! Un saludo para mi Tío Curri, para Nadia, mis primos Juan Martín, los Jimaguas, “Grabiela”, el Ronco, Angelito, Luisito, la familia de mi papá, y to’ el pikete. Tunturuntu pa’ la shower to’ el mundo a escuchar GANADOR! Los quiero❤️” -cerró, como dicen ´por acá-.